Ecoaqua
Evaluación del tratamiento con MB en Bozeman, Montana (USA)

El EPICenter (Education Performance and Innovation Center) es el edificio más grande en el Estado de Montana. El proyecto “Green building” se esfuerza por usar la tecnología sustentable más avanzada conocida. Primero de todo se construyó un prototipo para demostrar como todos estos conceptos únicos pueden trabajar juntos efectiva y eficientemente.

Se usan sistemas biológicos para limpiar el agua. La instalación acuática solar producirá agua (no bebible) partiendo de aguas sépticas.

La tecnología MB fue propuesta para mejorar la eficiencia de la instalación solar. Los MB pueden controlar el mal olor, reducen enormemente las impurezas sólidas y su tratamiento, reducen o eliminan la emisión de gas H2S, fortalecen la inmunidad del sistema.

En el EPICenter se toma una filosofía de ciclo completo para el agua y los desechos para revertir la tendencia al desperdicio que actualmente describe el uso convencional del agua. Se tratan las aguas servidas usando un sistema de tratamiento interno. El tratamiento consiste en “Wet Lands” o pantanos, construidas dentro de un invernáculo donde se usa un sistema biológico para limpiar el agua hasta la calidad de “nadable” según los estándares del EPA (Environmental Protection Agency).

Los inoculantes tienen un nicho reconocido en la fase de iniciación en los sistemas de barros activados, sin embargo los MB le dam más potencia al sistema continuo de tratamiento de aguas a través de la sinergia única que le da su diversidad microbiana. Se eligió un sistema convencional como testigo.

El sistema de tratamiento consiste en diferentes fases:

    1. Anaeróbica
    2. Aeróbica
    3. Decantación
    4. Filtrado, con un 10% de flujo reciclado

El sistema introduce los MB de tres maneras:

  1. los MB son inyectado en el afluente aproximadamente en un rango de 1:5.000 MB. El flujo de reciclado (10% del afluente) está bien colonizado con MB, y ayuda en la inoculación del afluente
  2. Tanque de filtrado: se usan minerales inoculados con MB.
  3. Tanque de aireado: se usan también minerales inoculados con MB.

Los MB pueden incrementar la confiabilidad de un “notoriamente frágil” ecosistema microbiano apuntalando los microorganismos benéficos y de esa forma reduciendo los patogénicos por exclusión competitiva. Esto inclina el balance de la población microbiana a favor de los benéficos y, en consecuencia, aumenta la elasticidad del sistema. Este balance favorable reduce la demanda biológica de oxígeno y los sólidos en suspensión, reduciendo la contaminación ambiental. Los MB reducen efectivamente la acumulación de sólidas en muchos sistemas de tratamientos de aguas sépticas, en algunos casos evitan la necesidad de tratamientos posteriores de los barros. Esto compensa ampliamente el costo de los MB utilizados. Poco o ningún manejo de sólidos es necesario porque MB trabajan para estabilizar el material orgánico y reducen o eliminan los organismos patogénicos que hay en los típicos barros de aguas sépticas. La habilidad de los MB para remover metales nocivos del afluente redujo la concentración de cobre, manganeso, y zinc.

El EPI Center se esfuerza en usar el agua racionalmente y los científicos de la Universidad Estatal de Montana y de la Universidad de Missouri están trabajando para incorporar los MB a más sistemas de tratamiento de aguas sépticas.