Ecoaqua
Impermeabilización y Erosión

Impermeabilización

Cada suelo tiene un método de sellado apropiado para lograr su impermeabilización. Esto varía desde una simple compactación adecuada, hasta el uso de recubrimiento con geomembranas de PVC. Hemos construido lagos en pleno médano, en lomas de tierra orgánica, en bajos limosos, etc. En cada lugar aplicamos la opción más eficiente y económica para ese suelo.

Impermeabilizamos pequeños estanques, pequeños lagos de golf, lagos de incendio de fábricas, grandes superficies de lagos en barrios privados, represas para riego, arroyos artificiales, etc.

En lugares que realizan certificación ISO, muchas veces es inadmisible para los certificadores que se bombe agua continuamente de un acuífero, para llenar un lago o laguna que ha sido mal impermeabilizado.

Otro tema que requieren especial atención es la adecuada impermeabilización de ambientes acuáticos contaminados, con altas cargas orgánicas, o con presencia de hidrocarburos. Los establecimientos que por una deficiente inpermeabilización contaminan las napas pueden sufrir clausuras, una gran pérdida de imágen y mala publicidad; así como recibir fuertes multas y pueden enfrentar costosos juicios ambientales.

Erosión

Muchas veces los lagos sufren erosión costera o desmoronamientos, debido generalmente a deficiencias constructivas o de manejo. De acuerdo a la causa detectada, aplicamos soluciones de distinta complejidad, desde una simple corrección de manejo, hasta la necesidad de colocar un tablestacado en situaciones graves.

Algunas veces se trata de problemas puntuales de erosión que pueden solucionarse mediante la vegetación de la zona, o corrección del ángulo del suelo costero.

Los ingresos y egresos de agua de un ambiente acuático son especialmente sensibles a sufrir erosión. El agravante que suele haber en estos casos es que de profundizarse el problema se puede acabar  con la rotura del terraplén, y por lo tanto con todo el lago y su ecosistema. En cada caso se aplica la mejor solución para frenar rápidamente el problema.

Si falla el diagnóstico, por más compleja y costosa que sea la solución aplicada, no se solucionará el problema y la erosión continuará.