Calidad de Agua y Visibilidad

Un lago, para ser atractivo, debe tener una buena calidad de agua. No debe tener un color marrón (arcillas y sedimentos en suspensión) ni verde subido (mucho plancton o algas), no debe tener olor desagradable, tampoco sobrenadantes (capa aceitosa, materia orgánica, etc.), ni babas verdes (algas filamentosas) o un aspecto denominado “sopa de arvejas” (algas unicelulares).

Un lago ornamental debe presentar un aspecto fresco y puro, y al mismo tiempo tener un ecosistema equilibrado y estable.

Mediante una tecnología de captura de nutrientes por medios naturales sin utilización de agroquímicos, logramos transparencias de agua superiores al metro de profundidad. Esto además de hacer del lago un lugar muy agradable, evita inconvenientes de manejo, mortandades de peces y aves, malos olores, etc.

Contacto